www.pueblosdevenezuela.com

Tupure          
Regreso a la página Falcón   La Guinea  Ruta Bariro - Tupure (fotos)   Ruta Bariro - Tupure (Reseña)
11 22 33 44
Casas techos de teja Puesto Policial Casa de barro Casa de barro
55 66 77 88
Empalizada Casa al pie de la colina Vista parcial Iglesia
99 1010 1111  
Escena cotidiana ¡Esas sí son arepas! Esperando el cafecito  


Descripción

Si Tupurito me sorprendió por lo grande, Tupure me sorprendió por lo pequeño. Habían 14 casas, puede ser que dispersas en las cercanías hubieran otras, pero 14 son las que habían en el centro poblado. Las casas no tienen un orden en cuanto a su disposición, pareciera que cada quien hizo su casa donde mejor pudo. No se puede hablar de calles (foto 7). A mi me dio la impresión de llegar a un sitio sumamente remoto. Sin embargo, hay algunas casas de barro muy bien hechas, algunas de estilo clásico (foto 1 y 2) y otras de estilo moderno (foto 3). La casa de la foto 3 me llamó mucho la atención, pareciera que le falta el friso, pero gracias a que falta se puede ver el material de construcción: barro con una mezcla de paja seca. La foto 4 es un detalle de otra casa, pareciera tomada en una población del África occidental, muy rústica.
Al rededor del pueblo hay unas colinas, la foto 6 es una muestra de ella, y donde está la iglesia (foto 8) es otra. El templo está dedicado a la Virgen María Auxiliadora aunque también a San Isidro Labrador.
Estuve considerando descolorear las foto 5 y 9 y dejarlas en blanco y negro, podrían parecer fotos de la Maracaibo (o cualquier pueblo) de la Venezuela de las primeras décadas del siglo XX. La foto 5 por la cerca de la empalizada, se parece mucho a la casa donde mi mamá pasó su niñez en Maracaibo y la foto 9 por la escena del burrito.
A pesar de lo remoto, el pueblo tiene su escuela y cuenta con servicio de electricidad. El agua la trae cada quien con mangueras desde una laguna cerca hasta sus casas.
Desde hace algunos años se viene realizando en el mes de mayo una especie de "Vuelta al terruño", ya que muchos de los tupureños han ido a buscar mejores horizontes fuera de su pueblo. A estas fiestas también se le han sumado muchos de los clubes de vehículos rústicos y se ha vuelto como una tradición.
La zona es principalmente pecuaria (ganado vacuno y caprino), también se producen quesos y demás derivados. El cultivo de maíz y frutos es igualmente importante.

Algo de historia
Tupure llegó a ser la capital de la parroquia Avaria en 1930, cuando esta responsabilidad fue trasladada desde el pueblo de Montero por ser Tupure algo más cómodo para efectos administrativos. Se dice que quien gestionó este traslado fue Jesús María Chirino. En parte, la zona se ha desarrollado gracias a hombres como Pedro Chuello, Justo, Porfirio y Dimas Del Moral, Genaro Chirinos, José Ramón Aguilar, Raimundo Rodríguez, Bernardino López, Francisco José Ferrer y Carlos Ferrer (1).

Toponimia
De Tupure no tengo idea, probablemente sea un nombre indígena, ¿caquetío? ¿jirajara?. Ahora bien, Avaria debe ser el apellido de alguien que tuvo que ver con la región. Este apellido parece ser frecuente en Chile.

Ubicación
10º 50,200' N,  70º 25,416' W (Hacia el centro del pueblo)
Capital de la Parroquia Avaria del Municipio Democracia. 

Altura
860 msnm

Población
59 habitantes (INE 2001)

Pueblos cercanos
Montero
La Guinea (13 Km)


Para llegar allí
Hay varias rutas, todas con cierto grado de dificultad. Hasta ahora la única que conozco es la descrita en la reseña de abajo (Bariro - Tupure), por allí son 58 kilómetros viniendo por La Guinea. Otras rutas son:
1. Entrando por la carretera Falcón - Zulia, a unos 7 Km después de Dabajuro viniendo de Mene Mauroa (11º 03,590' N,  70º 35,997' W), al parecer hay unos 6 Km asfaltados, luego sigue la carretera de tierra. Por allí son unos 44 Km.
2. Desde Pedregal son unos 57 Km, carretera de tierra, para rústicos.

Fecha de fotos
30.01.2010
Fotos: 1, 2, 3, 6 y 8 Germán Montero Alcalá
Fotos: 4, 5, 7 y 8 Lesbia Olivera
Fotos: 9  y 10: Amelia Olivera

Referencias
(1) Datos tomados de un trabajo de la escuela de Tupure, amabilidad de la docente a quien felizmente pudimos contactar.

Agradecimientos
A la familia Meléndez quienes amablemente nos mostraron el pueblo y nos brindaron un muy sabroso almuerzo acompañado de las famosas y grandísimas arepas falconianas que se ven en la foto 10, traídas por la Sra. Gregoria de Meléndez (quien también vende bolsos y hamacas tejidos), en la misma foto: Francisco Chico Olivera y este servidor. Agradecemos también a una familia Arteaga (Joaquina y Tico) que nos brindó un cafecito para después del almuerzo y nos comentaron sobre la vida en Tupure (foto 11).
NOTA: Poco tiempo después de nuestra visita, falleció el Sr. Tico, sentado con gorra blanca en la foto 11, que Dios lo tenga en su Gloria.

Equipo viajero
Lesbia, Amelia y Francsico Chico Olivera. Karl Krohn y Germán Montero Alcalá (foto del grupo).

Germán Montero Alcalá
Agosto 2010

- - - - - - - - - - - - - - - - -

En la misma parroquia (Avaria, Municipio Democracia)

La Guinea    (volver arriba)
 

1      
Casas      


Descripción
Es un puñado de casas rústicas en la vía que va de El Saladillo a Tupure. Básicamente agrícola y pecuario. Tiene servicio de electricidad.

Toponimia
Podría asegurar que se trata del llamado Pasto Guinea (Panicum maximum), utilizado para alimentar al ganado.

Población
Calculo que unas 15 personas.

Ubicación
10º 46,131' N,  70º 26,841' (hacia el centro del poblado)
Parroquia Avaria, Municipio Democracia

Altura
630 msnm

Pueblos cercanos
Tupure (13 Km)

Para llegar allí
La Guinea está ubicada a 13 Km de Tupure en la vía hacia El Saladillo, el cual está a 45 Km por una carretera de tierra sólo para vehículos de doble tracción.


Germán Montero Alcalá
Agosto 2010

- - - - - - - - - - - - - -

Volver arriba    Ir a Reseña    Regreso a la página Falcón 

Ruta
Bariro (El Saladillo) - Tupure (58 Km)

11
Km 02
Hacia Tupurito
22
Km 10
Entrando a Tupurito
33
Km 12
Carretera hacia Tupure
44
Km 13
Carretera hacia Tupure
55
Km 15
Buches
66
Km 15
¿Apurados?
77
Km 16
Cárcavas
88
Km 17
Cárcavas
99
Km 17
Probando la tierra ¿Sal? ¿Cal?
1010
Km 17
Chico y Tito revisando el jeep
1111
Km 17
Carretera hacia Tupure
1212
Km 17
Germán y Amelia estirando las piernas
1313
Km 26
Piedras en el camino
1414
Km 28
Atravesando un bosque de cujíes
561515
Km 29
Vegetación exótica (Cocuiza)
1616
Km 31
Casona
1717
Km 31
Germán echando un vistazo
1818
Km 31
Tito y Chico observando y comentando
1919
Km 32
Cactus florido
2020
Km 34
Hacia Tupure
2121
Km 37
Carretera hacia Tupure
2222
Km 38
Casa del sector La Mira
2323
Km 41
Vía para jeeps y vía para motos
2424
Km 44
Curiosa barrera
2525
Km 45
Aldea La Guinea (Click para agrandar)
2626
Km 46
¿Espantapájaros?
2727
Km 46
Brocha típica
2828
Km 52
Paso difícil
2929
Km 52
Paso difícil
3030
Km 57
Llegando a Tupure
3131
Km 57
Cabeza de dinosaurio
3232
Km 57
Llegando a Tupure
3333
Km 58
¡Tupure!
3434
Km 58
Lesbia en Tupure
3535
Km 03
Saliendo de Tupure vía La Unión
3636
Km 04
Vía a La Unión
3737
Km 14
Casa en La Unión
3838
Km 14
Árbol en La Unión
3939
Km 14
Vista desde el balcón de la casa en La Unión
4040
Km 16
Puesta de sol
Recorrido Bariro (El Saladillo) - Tupure

  Distancia: 58 Kilómetros
  
Altura El Saladillo: 300 msnm
 
Altura Tupure:  865 msnm
 
Tiempo aproximado de viaje: 4 horas
 
Tipo de carretera:  El Saladillo - Tupurito, es de tierra, pero en buen  estado. Tupurito - Tupure, de tierra y e algunas partes muy mala, sólo para rústicos 4x4.
  Fecha travesía: 30 de enero 2010
Equipo viajero: Lesbia, Amelia y Francisco "Chico" Olivera, Karl "Tito" Krohn y Germán Montero Alcalá.
  Fotos: Germán Montero Alcalá. Lesbia Olivera (6, 9, 12, 17)

 

4141
Equipo viajero
Tito, Germán, Lesbia, Amelia y Francisco
Click para agrandar
 

Volver arriba  Ir a fotos de la ruta    Regreso a la página Falcón 
 
Recorrido Bariro (El Saladillo) - Tupure (58 Km)
30 de Enero 2010

Notas preliminares

El punto cero de esta ruta en realidad está a unos 12 Km al sureste de Bariro, en el sitio llamado El Saladillo o a unos 10 Km al noroeste de Guajiro. Preferí llamar a esta Ruta Bariro - Tupure ya que Bariro es un nombre más conocido.
En junio 2009 llegué con mi amiga Lesbia Olivera (nativa de la zona) al sitio de El Saladillo con la idea de incursionar un poco por la vía que va hacia Tupure. Preguntamos a uno de los lugareños y éste nos dijo, para ir hasta allá se necesita un vehículo rústico más fuerte y más alto, con esa camioneta no llegan. Con esa sentencia tan contundente, no me quedó más que devolverme y planear el viaje para otra oportunidad. El papá de Lesbia, Francisco "Chico" Olivera, gentilmente se ofreció a servirnos como guía y mi amigo Karl "Tito" Krohn aceptó gustosamente la invitación para hacer esta ruta en su jeep. Además de Lesbia, se integró al grupo su hermana Amelia, y con el grupo así formado, decidimos emprender nuestro viaje para el 30 de enero 2010.

El recorrido
Como ya dije, el punto cero lo establecimos en el sector El Saladillo (N 10º 41.718' W 70º 40.969') entre Bariro y Goajiro, lamentablemente se me olvidó tomarle fotos al lugar. Veníamos de Maracaibo Lesbia, Tito y yo, y en el lugar nos esperaban Chico y Amelia. Llegamos como a las 8:30 am. Luego de los saludos, comenzamos nuestro periplo cerca de las 9:00 am del 30 de enero 2010.

Yo tenía mucha expectativa con respecto a Tupure, pueblo al que sólo se lo había escuchado a los jeeperos (los entusiastas de los vehículos de doble tracción). Existen varias rutas para llegar allí. Hay una que va desde la carretera Falcón - Zulia, cuya entrada está a unos 7 Km al noreste de Dabajuro (vía Coro), en un sector llamado "Los Chucos", desde allí son 44 Km hasta Tupure. Hay otra desde Pedregal (57 Km aprox.) por carretera de tierra. Esta vez salimos desde El Saladillo vía La Guinea y regresar por La Unión, así no haríamos el recorrido por el mismo sitio y conoceríamos más lugares.

A pesar de que la carretera es de tierra, los 10 Km hasta Tupurito (N10º 41.742' W 70º 36.519') fueron fáciles. Estábamos en plena época de sequía y sin embargo vimos muchos lugares que los artistas de la fotografía podrían sacarle mucho provecho, yo no soy uno de ellos, ¡pero la foto 1 fue un intento!.

Tupurito (foto 2) es un pueblito que se ve organizado, tiene su buena escuela y su iglesia. Pasamos por la unidad educativa y tuvimos la suerte de encontrarnos con una de las maestras, Laila Colina, quien muy amablemente nos suministró algunos datos sobre el lugar. Tomamos las fotos y seguimos nuestro camino.

A partir de Tupurito la carretera se estrecha para convertirse en una vía de penetración rural (fotos 3 y 4). A los 15 Km hicimos un alto para estirar las piernas y saborear mejor el paseo. Encontré a la orilla del camino un planta extraña (foto 5), al menos para mi, Lesbia me dijo que se llama "buche", hay muchos por toda la región, y que de allí viene el nombre del municipio Buchivacoa. Según Adolfo Salazar-Quijada, el nombre científico es Cactus caesius, también llamado pichigüey (1). La planta es originaria del norte de Venezuela y Colombia. Es de la familia de los Melocactus, que en griego significa "cactus manzana". Me comenta Lesbia que la frutilla se come y que de la planta completa se hace un dulce en forma de conserva.

No sé si ya me está pegando la edad, pero no me acuerdo por qué estábamos corriendo Tito, Chico y yo en la foto 6, ¿nos llamaban para un refrigerio? ¿las muchachas se llevaban el jeep? ¿ejercicio?, la coloqué para que se vea un detalle de la vía.

Un poco más adelante la carretera seguía como por el cauce de un río, ¡supongo que es intransitable en época de lluvia!. Me gustaron mucho las formaciones de tierra, las paredes del cauce, con árboles tan en la orilla que muchas de sus raíces estaban en el aire. Pareciera que es obra del agua de lluvia. Leyendo el libro El Reino de las Espinas, de José Lira Barboza me enteré que a estas paredes socavadas se les llama cárcavas (fotos 7 y 8). Es un lugar extraño, solitario, exótico. Da una sensación poco usual, es parte de lo que me gusta de esta actividad exploratoria, ¿cómo será ir a pie en solitario por allí?, terminé de pensar eso y apareció un señor mayor que lo estaba haciendo, venía a pie desde La Guinea, lejísimo, aunque cuando lo vimos ya esta pidiendo una cola que lo llevara a Bariro (meses después me enteré que el caminante falleció, que Dios lo tenga en su Gloria). Esto me recuerda la vez que venía del pueblo de La Mata cerca de Escuque (Trujillo) y veo a unos niños que venían de la escuela y que estaban pidiendo cola, los llevé y les dije con este paisaje tan bonito y este clima tan sabroso, ¡ustedes prefieren ir en carro que caminando!, yo tengo muchas ganas de seguir a pie. Me miraron con extrañeza y respondieron sí, ¡pero nosotros nos lo calamos todos los días!, una vez más se comprueba que ¡todo es relativo!.

En las mismas cárcavas vimos como un polvillo blanco en el suelo y es las paredes, me dijeron los Olivera, eso es salitre, pruébalo para que veas que es salado. Efectivamente así fue, yo pensé que era cal (foto 9). Seguimos transitando por el cauce, a los pocos metros lo dejamos y comenzamos de nuevo el camino normal. De pronto, en una subida, el jeep comenzó a fallar, Chico y Tito aparecen en la foto 10 investigando la causa de la falla y resultó ser un pequeño tornillo que faltaba en la bomba de gasolina. Mientras, los demás aprovechamos la parada para estirar las piernas y explorar un poco (fotos 11 y 12).

Sin novedad seguimos unos kilómetros más hasta que al llegar al kilómetro 26 nos topamos con el primer reto, no era tan terrible, pero mi EcoSport, aun siendo 4x4, por allí no pasa (foto 13), se necesita altura para sortear las piedras y los desniveles. La imagen de la foto no muestra la verdadera dificultad del camino. Tito logró pasar bien el jeep y de allí en adelante nos adentramos en un bosque de cujíes, en algunas partes íbamos como por túneles (foto 14), parecía un lugar de cuentos de hadas, casi no me hubiera extrañado encontrar por allí un unicornio o una arpía diabólica. De vez en cuando aparecían claros donde se podían ver las montañas a lo lejos y plantas exóticas como la de la cocuiza (furcraea humboldtiana, también llamada sisal) de la foto 15.

Al kilómetro 38 llegamos a un sector llamado La Peña, allí nos encontramos con una casona extraordinaria (foto 16), de arquitectura clásica con techos de tejas.  Imponente, solitaria, misteriosa. Un tanto descuidada y con cactus nacidos en el techo hacen recordar a las casas de las haciendas que se veían en la famosa serie El Zorro, o mejor aun, como las descritas por Rómulo Gallegos en su Doña Bárbara. Hicimos un alto para darle una mejor mirada a esta construcción (foto 17), sentía estar en "medio de la nada". Tito y Chico aparecen en la foto 18 observando la casa y comentando sobre el lugar.

Como siempre digo, lo mejor para conocer un camino es ir a pie, lástima que hay que invertir tanto tiempo, pero para saborear el viaje hay que ver los detalles, sentir la temperatura, percibir los aromas del lugar. Por ahora tengo que conformarme con ir en vehículo, dejando pasar muchos de estas particularidades. ¡No todo se puede!, trato de mantener un equilibrio entre cantidad y calidad. Uno de esos detalles que pude captar fue la hermosa flor del cactus de la foto 19.

El camino sigue y sigue (foto 21), para alguien poco romántico el paisaje podría parecer monótono, pero como dije hay que estar atento, esto es un paraíso para los fotógrafos de la naturaleza. Como muestra, los árboles de la foto 20, que parecen como un ejército de gigantes, ¡Don Quijote seguro se hubiera divertido mucho por aquí!.

Nuestro próximo punto de control era La Guinea, al kilómetro 38 nos encontramos con unas tres casas separadas unos 100 metros entre sí, pensábamos que era La Guinea, pero unos lugareños me dijeron que no, que estaba un poco más adelante, ese sector se llama La Mira Cuando les pregunté por Tupure nos dijeron ¡ufff, todavía falta bastante! Me extrañó porque en el mapa no se veía tan lejos. Nos resultó interesante una de las casas hecha de barro y sin "friso" y con su aparato de aire acondicionado y ¡nuevecito! (foto 22).

Seguimos la trilla hasta que llegando al kilómetro 41 me llamó la atención cómo del típico camino con "huellas" de dos surcos salía otro de uno, ¡motos! (foto 23). En muchos de estos pueblos donde las vías no son asfaltadas, la motocicleta se ha convertido en uno de los principales medios de transporte, suplantando en muchos casos a las llamadas bestias (caballos, mulas y asnos).

Otra curiosidad son las "puertas ajustables" como la de la foto 24, aunque en este caso inutilizada por la cerca de alambre de púas. Vimos varias de éstas por el camino, representan indicios de que aun hay tecnología tradicional.

Así llegamos a la pequeña aldea de La Guinea (foto 25), sólo un puñado de casas, y aunque pareciera estar en el medio de la nada, ¡tiene su servicio eléctrico!. La Guinea, a 45 kilómetros de nuestro punto de partida se encuentra en las siguientes coordenadas N 10º 46.131' W 70º 26.841'. Aunque se veía que las casas estaban habitadas no vimos a nadie por allí, tomamos algunas fotos y seguimos nuestro camino. Me causó cierta impresión un cráneo de vaca con un solo cacho colocado en una de las estacas de la cerca de alambre de púas (foto 26), era ¿un espantapájaros?, ¿un espantaforasteros? o ¿simplemente un adorno que alguien colocó allí?.

Es una práctica común que en estos caminos rurales existan puertas, normalmente hechas de alambre de púas (foto 27) por aquí llamadas brochas, se utilizan para que los animales no se dispersen por otras tierras. Pasamos por muchas de estas brochas, hay que bajarse, abrirlas y luego cerrarlas.

Según el mapa Tupure no se veía muy lejos, pero saliendo del pueblo vimos a un lugareño al que le preguntamos si Tupure estaba cerca y nos dijo, ¡todavía faaaalta! pero delen que van bien. Nos tranquilizó un poco, aunque por el GPS veíamos que nos estábamos acercando, y sin embargo tardamos como una hora más en llegar.

A unos 7 kilómetros de La Guinea nos encontramos con el paso más difícil del recorrido (fotos 28 y 29). Nos bajamos para estudiar la estrategia de paso, Chico le daba indicaciones a Tito mientras yo le tomaba algunas fotos. La dificultad es mayor de lo que se muestra en las fotografías, normalmente pasa así. Ese paso en tiempo de lluvia debe ser muy difícil.

Ya llegando, el paisaje se tornó muy pedregoso, con grandes rocas a los lados del camino (fotos 30, 31 y 32), hubo una de ellas que se me pareció a la cabeza de un dinosaurio o de una tortuga gigante (foto31). Un poco más y finalmente ¡Tupure!.

De Tupure a El Saladillo
Cuando vimos las casas de la foto 33, Chico dijo ¡llegamos a Tupure!, la verdad es que yo me lo esperaba un poco más lejos, ya que en la versión que estaba usando del Venrut 2.9 mostraba al pueblo un par de kilómetros desde donde nos encontrábamos (en la versión 5.9 está corregido).
Fue una extraña impresión la vista de este pueblo, me lo esperaba más grande, tiene su buen punto en muchos mapas del estado Falcón. Contamos unas 14 casas, puede que hayan más en las afueras.
Nos esperaba Gustavo Meléndez, un hermano de Lesbia, quien junto a su esposa Gregoria, amablemente nos brindaron un buen almuerzo, ¡nos hacía mucha falta después de semejante maratón¡. En la foto 34 aparece Lesbia en la casa de Gustavo. Tuvimos la oportunidad de conversar con otros pobladores y luego de tomar las respectivas fotos, comenzamos el regreso, eran ya las 4 de la tarde y nos iba a caer la noche.
La decisión fue regresar por un sector llamado La Unión, en vez de La Guinea, según nos dijeron la carretera estaba en mejores condiciones por allí. Me gustó la idea especialmente porque estaríamos conociendo nuevos lugares.

Teníamos cierta prisa ya que era tarde, no podíamos detenernos mucho, de manera que casi todas las fotos que tomé del camino fue con el jeep andando (fotos 35 y 36). La ruta, aunque de tierra, estaba bastante buena y no tuvimos ninguna dificultad. A eso de las 5:30 pm llegamos a una muy interesante casa que Chico llamaba "El Balcón de La Unión" (foto 37). Los dueños de la casa eran conocidos de nuestro guía y amigo, fuimos presentados y nos invitaron a subir hasta la terraza del último piso para observar el extraordinario panorama que desde allí se ve (foto 39). Hicimos una breve visita y seguimos nuestro camino, ya eran cerca de las 6 pm y media hora más tarde el sol se nos fue (foto 40).

De allí en adelante seguimos a oscuras, bueno, sólo con las luces del jeep de Tito. No pude tomar fotos ni las coordenadas de ningún punto. Y aunque tenía mucha confianza en nuestro guía, de vez en cuando le "echaba una miradita" al GPS para ver cuán lejos estábamos de Tupurito y si en realidad íbamos por buen camino, ¡no estaba de más!. Llegamos al sector Quebrada Abajo para luego atravesar varias quebradas secas o ríos estacionarios, hasta que por fin llegamos a Tupurito y nuevamente a El Saladillo.

Germán Montero Alcalá
Agosto 2010

 

Agradecimientos
A la familia Olivera: Amalia, Francisco (Chico), Amelia y Lesbia por su gran amabilidad de hospedarnos en su casa (a Tito y a mi). Al Sr. Francisco "Chico" Olivera por servirnos de guía y por la gran cantidad de datos aportados, igualmente a Lesbia y Amelia.
A Karl "Tito" Krohn por habernos llevado en su querido jeep por todos estos caminos.
A Gustavo Meléndez y su esposa Gregoria por la amabilidad de proporcionarnos un lugar de descanso en su casa de Tupure y por el suculento almuerzo.

Referencias
(1) SALAZAR-QUIJADA, Adolfo. Origen de los nombres de los Estados y Municipios de Venezuela. Cartografía Nacional / UCV, Caracas, 1994, p. 184.
 

Volver arriba   Regreso a la página Falcón

www.pueblosdevenezuela.com